¿Y yo qué hago aquí?

La weá weón.

28 junio 2010

Compilady

Hace poco caché que cuando uno se pone a escribir weás en el blog que al final no publica porque se aburre y se va a hacer otras weás más fomes aun, todas esas weás se guardan automáticamente. Aquí encontré unas weás que dejé a medio filo. Las junté y les adjunté sus fechas respectivas. Pero en resumidas cuentas son los mismos traumas y fijaciones obsesivas de siempre.
Un beso para todos.

Otra vez, viajando en micro, me puse a pensar weás.
Iba meta Javier Barría... ahí con el péndrai metido en las orejas, la góndola pasá a raja, llena como estómago de gringo, detenida en un taco de la muerte, por la ruta 5 norte, al llegar a Américo Vespucio, tipo 19:26 hrs, con 12 grados -quizá- afuera, y alrededor de 21 ó 22 grados ahí adentro... me dolían los talones, porque llevaba mucho rato de pie, apoyado sobre la puerta, mirando a la gente, mirando de cuando en vez hacia afuera; pero más miraba a la gente, sobre todo a una lolita que cada vez que me cachaba mirándola se sonreía la muy coqueta, pero puro me recordaba a la tía Jenny, y yo pensaba: la tía Jenny se debe haber parecido a ella cuando tenía como veintitantos... igual, bonita... weno... sipo. Y me puse a pensar. Y es que no se trata que piense sólo en ciertas ocasiones, porque la cabeza me pasa reproduciendo cosas en todo momento, como a todo el mundo, casi, sino que pude como colgarme de una idea, y empezar a gravitar en torno a ella de una manera un poco más organizada.
Todos pensamos, y todo el rato, pero es tan dispersa y fugaz toda esa carbonada de pensamientos que mejor ni los consideramos como tales. En mi caso particular casi ningún pensamiento lo suelo considerar como tal hasta que se manifiesta, lo rodeo y empiezo a darle alguna forma a la manera en que lo voy abordando.
Algo así debió pasarme hoy, durante unos 28 minutos.
1. ¿Por qué me afano en contemplar mis carencias?
Una tendencia que se me da muy natural es a vivir un poco desplazado a la izquierda o a la derecha en la línea de tiempo de mi vida. La izquierda, si graficamos el tiempo como una recta, es como el tiempo que ha transcurrido: llamémosle pasado. La derecha, en cambio, es lo que vendría, y a eso no le pongamos ningún nombre.
El aquí y el ahora (como les gusta llamar a esto a todos esos cuicos pelolais que hacen réclames de agua mineral, seguros de vida, fondos mutuos o tarjetas visa) es una weá que se nos pasa olvidando. Recuerden esa weá del presente contínuo que aprendimos en la clase de inglés en primero medio (present continuous), que consiste en el presente que va avanzando, no entendido así como un presente estático (que por lo demás, podríamos decir que es no probable). Así es como en ese desplazamiento: hacia adelante o hacia atrás, que el presente se va consumiendo continuamente.
Odio esa frase culiá clishé que se tatúan los sipos sipos despreciables en el oio "carpe diem" o vive el presente. Todos vivimos el presente. Que se nos olvide es otro asunto. Además, recuerden que vivir un presente demasiado puro, refiriéndome con esto a un presente sin las contaminaciones de las cargas pasadas y las pre-ocupaciones de un futuro probable, resulta ser, por decirlo de la manera más sencilla, aburrido.
Creo que ya he hablado del aburrimiento. En fin.
9.6.2010

"come with your velvet lips, hug me tenderly as a furious ocean..."
calling
Jazzimodo
24.5..2010

Iba a tener que llegar, en algún momento, la oportunidad de sentirnos bien. Y claro, la vida no puede sostenerse todo el rato sobre las mismas circunstancias; las cosas viven una mutación constante y, por lo mismo, esa mutación se hace extensiva a nuestras glándulas y así terminamos secretando algo que nos produzca placer. En esta situación digo: es linda la vida.
Pero estuve leyendo este blog de mierda, seleccionando algún mes de años pasados en forma aleatoria y leyendo lo primero que me iba topando, y me asombraba el carácter sombrío y denso de mis narraciones. Aunque, eso sí, sin dejar de lado cierta capacidad que tengo de hacer parecer mi tragedia griega flaite como un chiste.
8.5.2010

Creo que el sonido son vibraciones que pueden medirse mediante variados parámetros. Uno de ellos, llamado frecuencia, consiste -así como entre especulación y chamullo- en la medición de las vibraciones de las ondas sónicas que se desplazan por el aire (aunque también pueden desplazarse, y con mucha más facilidad por lo demás, en un medio acuoso, incluso por un pedazo de palo). Cuando estas ondas, que aprendimos a cuantificar, se desplazan por el cosmos, provocan esa sensación que nosotros, pobres mortales, podemos definir como: "puta la vieja culiá chillona" o, en contraposición "puta el viejo culiao ronco". Así pues, en el caso de la hirsuta maniatada de voz aguda, podemos explicar que el sonido, en ese caso, es de una frecuencia alta. Por el contrario, el anciano ultrajado de voz grave, estaría transmitiendo en frecuencias mucho más bajas.
Una vez explicado y entendido esto paso a explicar otro fenómeno muy bonito que suele darse en el caso de este parámetro llamado frecuencia.
Pasa, cabros, que cuando alguna weá vibra en una frecuencia determinada X, y por ahí alrededor hay alguna weá que también transmita en esa misma frecuencia X, pero que en ese momento se encuentre callada, entonces esa weá X callada comenzará a vibrar también por "simpatía"debido a las emiciones de la frecuencia X activa. Y no es que la weá sea wena onda, sino que en este caso llamaremos a eso de "vibrar por simpatía" a que la vibración X activa a la vibración X piola y la termina despertando, haciéndola emitir sonido (el mismo).
Es como cuando Bruce Lee viajó a China después de haberse hecho famoso interpretando al poderoso "Kato", en la serie gringa "El avispón verde". Los Chinos vibraron con su incipiente superhéroe chino que triunfaba en Hollywood (aunque realizando un papel entre secundario y terciario). Todo por una weá de frecuencias equivalentes: Bruce Lee transmitía su "chinismo" y los suyos terminaron vibrando por simpatía. El resto de la historia se la saben casi todos: un millón de chinos, aproximadamente, vibrando por simpatía; Bruce Lee famoso; Bruce Lee agobiado; Bruce Lee muerto inexplicablemente.
Creo que hoy volví a ver algo así, pero pasó conmigo mismo.
Y es que todo este speech a modo de intro no tenía otra razón de ser que la de explicar una experiencia kuleada que me encataría que fuera comprendida y entendida e interpretada por ustedes de la manera más (o menos) aproximada a la experiencia vivida.
Recién fui a un bar a ver a Zapatilla de piano tocar. Tocaron muchas canciones, y me sentí muy feliz.
Eso po.
22.4.2010

Cuando a uno le dio por ponerse un día a pensar wevadas ya no hay vuelta.
Hoy venía en la micro escuchando canciones washitas de esas carpetas mutantes que me armo con unos mixes imposibles para poder capear los viajes en góndola más contento, cuando me encontré otra vez pensando en una cosa, y de esa cosa saltando a otra que, quizá, no tuviera un nexo o relación mínima con respecto a la anterior, para luego dar otro salto hacia otra cosa inconexa y así, de un punto a otro, voy trazando líneas que luego, si las miro desde arriba pudieran esbozar alguna figura con sentido. No sé. ¿Se entiende la weá? Es como esos jueguitos de la infancia, donde hilabas líneas entre puntos numerados para luego terminar formando alguna figura. Luego lo pintabas con tu juego de lápices pax de seis colores, le dibujabas un ojito y aparecía un cocodrilo.
Esta vez, la única gran diferencia, es que entre puntos no hay relaciones entre unos y otros. No son numerados, ni ordenados de manera alguna.
Himen.
27.3.2010

Flotando al revés.

No es que me las dé de pulento, pero venía cachando que tanto escuchar la radio 1 me estaba así como cagando un poco el oído absoluto jeje, sumando, además, como un año y un poco más, quizá, de desmusicalización... o sea: nada de cumbia, guitarra, jugar con el piano de mi amigo y cosas así como esas. Casi nada. Es cierto, cabros, esa weá del jaco sánchez, sónica o santo barrio me tienen el oído todo descalibrado.
Lo otro. Creo que el último disco original que me compré fue el no sé cual... no me acuerdo. Parece que... no sé wn. Parece que fue el Peces de Lucybell, y en caset más encima. Así que eso.
Entonces: me compro mi primer disco originalísimo (una copia personalizada... o sea, si te comprai tú el tuyo propio, no va a ser igual al mío... shán!) y llego a la casa, me pongo los fonos pa que me entre horizontalmente por la oreja hasta el tímpano, y todo bien. Boniiiiita, pero boniiiita la reweá.

drink from my mouth the sweetest flavour... ts ts ts ts...
17.11.2009


PD: Estoy obsesionado con los viajes en micro.




12 junio 2010

friday night decálogo

"Me hace falta fósforo. Debería comerme unas sardinas..."
Mariano


1. Y es que ando pasando por una falta de creatividad por estos meses y por puro que ando contento.
La felicidad no existe. Todos sabemos eso. Pero lo que sí tenemos claro es que vamos a estar contentos muchas veces en lo que nos queda de nuestras vidas. Y cada una de esas veces la creatividad queda stand by, o en pausa, pues ya no prescindimos de ella para crear los artificios que reemplazarían las piezas y engranajes o mecanismos, en general (desconocidos) que nos hacen sentir la dicha feliz.

2. El futuro se desprograma. Todo el rato. Me levanté convencido que este día viernes sería de una forma, pero al final fue de otra: terminé en una reunión con Zapatilla de Piano en un bar en la calle Brasil, a la altura del quinientos.

3. Terminó la reunión. Son casi las tres y me puse a ver Aquí No Hay Quien Viva. La weá chistosa. Mariano escribe una novela. Divino. Así que si no tengo creatividad, entonces debo disfrutar de la creatividad ajena. De eso se trata la TV.

4. Hace frío. Pero estas estufas eléctricas (pero que funcionan con parafina) son mortales.

5. Como soy hombre, y mi hermano igual, solíamos tenerle mala a la Sofía Coppola por puro que era mujer, hija de padre y que, por lo mismo, si le daba la gana llegaba y hacía una película así como así. Papa. tal y cual como aquí en chilito, que a las hijas artistas de papi artista les da por comprarse bicis palomas y salir a pasearse por Huérfanos, Brasil o el Parque Forestal, y posar y posar y posar... porque sí no más. Pero al final nos ganó, encontramos la película muy buena, y después nos metimos al Youtube a ver videos del grupo Air. La vanguardia es así, dice Charly. A mi hermano lo quiero mucho, nos entendemos muy bien.

6. El mundo es freak.

7. Los gringos son como mitad humanos. O un 70% humanos, y el resto no sé.

8. Esta weá de la construcción de la identidad en verdad es interesante, pero creo que no me fue muy bien en la prueba de hoy, y en un instante fue embarazoso que los cabros puro se me acercaran a preguntarme cómo responder a tal o cual pregunta (fue un control grupal), porque sentía que puro estaba embaucando a todos.
Perdón cabros. Ojala les haya ido bien.

9. Viva el TCM. Bruno Díaz y Ricardo Tapia. El dúo dinámico. Los batitubos. Qué chalecos más pulentos. Esas peleas a combos con el Huasón (Sock!, Pow! Waap!) viva la onomatopeya, cabros.
Santa Reencarnación !

8. Ni se les ocurra ver un documental llamado "Confessions of a Superhero". Es fatal. Quizás queden apenados para siempre.

9. Bibliófilo?

10. Amo a la Malena Alterio.




06 junio 2010

dream come true

“Seis cosas hay en la vida: salud, dinero y amor, sexo, droga y rocanrol.
El que tenga una de esas que me escriba o que me hable.
Por favor. Gracias. Y hasta luego, señorita.”


Charly García
(entrevista)

Anoche, tarde (como tirando para hoy) un sueño se me hizo realidad.
Pasa que durante mi vida soñé muchas veces con que estaba en una banda, en un escenario listo para tocar, pero cuando había que comenzar con el showsito la weá de guitarra no sonaba, o yo sentía que mis brazos pesaban muchos kilos y no podía hacer nada. Justo ahí despertaba, triste, y a medida que me iba integrando a la realidad el sueño se iba desvaneciendo en mi recuerdo. Pero lo básico consistía en ese mismo sistema cada vez que lo soñaba: la guitarra kuleada que no sonaba, los amplificadores que no sonaban... nada funcionaba... o yo no funcionaba.
Me puse a tocar guitarra como a los doce y desde ese mismo instante, también, quise estar metido en una banda, tocar roc y, como muchas otras weás de mi vida, no sé por qué chucha no lo había hecho.
Esperé tener 27 años.
Anoche toqué y me pasó exactamente la misma weá que me sucedió mientras me matriculaba en la universidad: me detuve... estuve dos milésimas de segundo en blanco, y luego me pregunté a mi mismo: "¿y por qué chucha no hiciste esto 10 ó 15 años antes?", y tal como me respondí aquella vez, anoche me contesté lo mismo: "de puro saco weas no más".


PD: Es verdá

05 junio 2010

Paradigma Estético

"Happy Saturday, I am making in productive one : )"

Eve Laurence
(vía twitter)

"La idea es que en la sociedad actual, todos los focos de singularización de la existencia, están recubiertos por la valorización capitalística. El reino de la equivalencia general, la semiótica reduccionista, el mercado capitalístico, tienden a aplastar el sistema de valorización.
El paradigma estético del que hablo se presenta como una alternativa ante el paradigma cientista que subtiende el universo capitalístico. Es el paradigma de la creatividad. No quiero decir que uno deba estetizar el mundo puesto que esta idea de paradigma implica un paréntesis de la noción de obra de arte y por supuesto de las instituciones artísticas, de los mercados artísticos. Inclusive, no sólo hay un aplastamiento de los focos de singularidad, sino que también hay una asunción de este aplastamiento, una aceptación. Digamos que es la pasividad que caracteriza la actitud post-modernista, que también interviene en el género estético. Por eso el paradigma estético no coincide con el mundo de los artistas. Entonces, en el ámbito del psicoanálisis y de la psicoterapia institucional, de las terapias familiares, se presenta como importante y políticamente significativa la propuesta alternativa de un paradigma de creación estética ante el paradigma cientista, sistémico, estructuralista, que encontramos a menudo en esta práctica. La idea principal consiste en el hecho de que la esencia de la creatividad estética reside en la instauración de focos parciales de subjetivación. De una subjetivación que se impone fuera de las relaciones intersubjetivas, fuera de la subjetividad individual. De esta manera, tenemos una creatividad existencial, ontológica. Entonces, el paradigma estético nos permite, justamente, unirnos con otras producciones de subjetividad parcial,en el ámbito del psicoanálisis, de la sociedad, etc".-

Félix Guattari


"Y yo puro quiero ser un brit pop y casarme con una redhead...
tengo terrible capitalizao mi gusto, cabroz..."

Nicolás




PD: Eve Laurence + Felix Guattari = Nicolás (un sábado en la mañana)