¿Y yo qué hago aquí?

La weá weón.

29 mayo 2008

un día normal

"Hoy es un día normal, pero yo lo voy hacer intenso.
Hoy puede apagarse el sol, pero no la luz de mi alma..."
Un Día Normal
Juanes



Hoy apenas salí de la pega estaba entero aburrido al punto que para variar mi rutina de vuelta a casa me dije a mi mismo: "Nicolás, desde ahora hasta que llegues a tu casa todos tus pensamientos seràn payados (o pallados)". Y empecé a aplicarle al "fristaleo" rural a todo morrit y me sorprendí de lo fácil que se me daba la rima y la fluidez con la que de mi cerebro manaba. A ratos la wevada se volvía incoherente y media sicodélica, pero pico, era mi cabeza. Todo mi viaje de vuelta a casa fue en coplas que trataban sobre lo que yo opinaba y las cosas que iban pasando.
Estaba asombradísimo, porque en la medida que avanzaba la fluidez "de mi lírica" (wena frase, de jipjopero alucinado) se hacía implacable. Apenas pensaba, y el corte de cada frase era de una hilarie poderosa. Cero censuras, total lo de la cabeza nadie puede oírlo (sólo Dios) a quien deleité con una hora y treinta cinco minutos de coplas sobre un viaje en góndola.
Llegué a casa alucinado a puro reescribir todas esas líneas para publicarlas aquí, pero me senté, puse el procesador de texto y me quedé pegado contemplando el tintineo del cursor sobre la pantalla blanca. Nada. Nada de nada. No pude transcribir nada. Sólo recuerdo una pura parte con claridad... donde yo iba mirando hacia afuera y una niña media gordita me tenìa como cachado...

"Siento que me están mirando y me doy la media vuelta,
me doy la media vuelta ¡ay sí!, y me intercepto con una gorda,
que clavada lleva su retina sobre mi aorta,
sobre mi aorta y finjo con disimulo,
que su mirada perturbadora me la paso por el culo".

O algo así... pero en su momento fue bueno y yo me reía solo.

Puchis. Para la próxima será.



PD: c'est la viè

22 mayo 2008

Collin Terado

"Si esto no es amor,
entonces ¿qué le digo a mi corazón?
que por primera vez se equivocó.
Tú dime si esto no es amor... ¡dímelo!
Tú dime si esto no es amor".

Si esto no es amor
Garras de Amor



"Mi gran amor has sido tú:
aurora, cielo y paraíso de juventud.
Mi gran amor, si no es por tí
mi vida vacía sin luz estaría".

Mi gran amor
Nino Bravo


Eran los años ochenta y yo entero pendejo recién llegado al mundo no cachaba nada. Pero no estaba solo, porque siempre estaba con una mujer de veintitantos que pasaba la mayor parte del tiempo conmigo. Se llamaba (se llama) Flavia. Y puro se gastaba su tiempo preocupándose de mi: me vestía, me preparaba comida, me ponía la tele, me enseñaba cosas y hasta me limpiaba la raja en mis primeras idas solitarias al baño. No recuerdo a ninguna otra mujer más que a ella. Mi primer amor. Mi primera mujer de verdad. Yo era un escuincle chico y flaco, y la Flavia era toda una mujer, grande, joven y bonita. Toda para mi solo: dormíamos juntos muchas veces, nos dábamos besos en la boca, se bañaba conmigo, y yo la miraba y la miraba entero intrigado. No tenía ojos para ninguna otra mujer en el mundo. Sus hermanas me eran indiferentes, el resto de las otras mujeres en la calle me eran indferentes porque ninguna podía igualársele. Ninguna sabía cómo hacerme sentir bien, tostarme marraquetas, hacerme una mamadera rica y ponerme la tele en el matinal del rtu porque sabía que me gustaba ver a Jorge Rencoret.
Yo estaba recién llegado a la vida así que no cachaba nada y sólo me dedicaba a seguir a la Flavia a todas partes, no perderle nunca el rastro para no sentirme solo y desamparado.
A ella yo le preguntaba todo lo que quería saber, le pedía cosas y le comentaba todas las cosas que me extrañaban de mundo. Era todo.
Pero crecí y empecé a saber cosas, me llegó la pubertad y la dejé.

Así es el amor... juajua.

09 mayo 2008

Devotschka Adventure

Oye… perdona que no haya podido ir. Lo que pasa es que la semana pasá estuve súper ocupá. ¿Cachai?. Porque en el instituto tuve certamen el martes pasado, y después me fui a tomar al “Rapa” con unos compañeros… ¿lo cachai?, bueno, la cuestión es que ese día vendían dos litros de cerveza en luca… ¡imagínate gallo! Estaba la cagada de lleno. Más encima que cuando llegamos estaban unos amigos del Ricky… ¿te acordai del Ricky? Parece que una vez te hablé de él. Es un mino medio loco que escribe cuentos, o poemas… no sé. Pero es súper artista él… buena onda. Es un mino súper especial. Bueno, resulta que los amigos del Ricky son así como terrible cuáticos también… así como una onda: “La sociedad de los poetas muertos”… ¿hai visto esa película?… bueno, no importa, pero estos locos tienen un como un grupo de escritores y le pusieron “la sociedad de los poetas muertos de hambre” ja ja… geniales… bueno, no importa. Y los minos estos eran súper buenos pal copete, y a cada rato se paraban a comprar más cerveza… pero yo tomaba y no me pasaba nada porque a puras chelas es fome po… y estos minos se pusieron medios locos… y uno sacó un cuaderno y se puso a leer unos poemas súper lindos, y él mismo los escribía.. y el mino igual estaba rico… era como medio cuiquito, y creo que escribía una columna en el suplemento de algún diario, pero no me acuerdo bien. Bueno, la weá es que no faltan los pesados que empiezan a molestar, pero él se hacía como que no oía nada, y nosotros igual estábamos piolas… y uno de los minos me metía conversa: me hablaba de libros, y era súper seco porque parece que había leídos muchas cosas…. Y me habló del principito.. cosas muy lindas… igual ese mino no era tan rico, pero como que tenía algo… no sé. ¿Pero en qué estaba?… ¡Ah! Que unos flaites empezaron a molestar… pero después de un rato se pusieron más espesos, así que me acerqué a la Carla… mi “amigui”… parece que no la conocís. Y le pedí que me acompañara al baño porque estaba que me hacía. Y cuando entramos habían dos locas mirándose al espejo… medias cuáticas… de esas que les gusta andar de negro… ¿góticas?… ¿cuáticas? Ja ja. No sé. Pero ni nos pescaron, y cuando entramos las dos se fueron. En eso sentimos como un llantito, y miramos en una de las tazas de water y vimos a una mina que estaba pa la cagá la pobrecita, abrazada a la taza vomitando y llorando. Y estaba sola po. Y con la Carla íbamos a salir rapidito porque igual esos baños son medios peligrosos… pero nos miramos y nos dio pena dejarla botada… aparte que lloraba súper apenada y estaba sola… Aparte que el olor a vómito… así como a cerveza avinagrada… era insoportable!. Así que le hablamos, pero la pobre estaba borrá, y le preguntábamos con quién andaba… y haciendo pucheros nos decía que el Nico… que el Nico la había dejado botada… y la Carla, que no es escrupulosa como yo, le tomó el pelo, se lo limpió con papel confort, entre las dos le cambiamos su blusita toda vomitá y la Carla le puso una polera que llevaba puesta abajo. Y la mina seguía hablando de su mino… que el Nico la había dejado…y que el Nico y el Nico… mira… no sé porqué no se me habrá olvidado el nombre de su mino… y seguía hablando: que era tan lindo, que lo amaba… y tocaba la guitarra… y no cacho porqué me acordaré tanto de lo que ella nos contaba, si ahora no me acuerdo ni del nombre de los minos esos que eran amigos del Ricky. Bueno… la cuestión es que la sacamos del baño y no paraba de llorar… y justo cuando salimos había un mino que cuando nos vió se acercó, agarró a la loca y se la llevó a rastras… debe haber sido el famoso Nico… y no nos dio ni las gracias po..
A todo esto afuera estaba la cagá, porque como que en un rato se pusieron todos a bailar, y la Carla me agarró de la mano súper fuerte. Y cuando fuimos a la mesa a buscar al Ricky y a los minos con que se había encontrado no había nadie po (¡) Imagínate, el maricón se había corrido con los minos, así que le dije a la Carla que nos fuéramos… pero lo malo era que teníamos que pasar entre medio de un lote de weones terrible jugosos que saltaban y bailaban como panquis… y en eso voy pasando y la Carla pega un grito: ¡Weona… me agarraron el poto!. Le pregunté que quién había sido, pero estaba más asustá la pobre. Y en eso me doy vuelta, no sé por qué, y veo a un weón que venía justo con la mano estirá pa agarrarme a mi, y le pegué un combo que lo dejé botao, y todos se volvieron como locos… se pusieron a gritar y a darse empujones… en eso siento un tirón, y era la Carla que me había agarrado, y de un salto ya estábamos afuera. Yo cacho que deben haber sido como las ocho, porque igual ya estaba oscuro. Y como que cuando salí me agarró el aire, y me sentí súper mareada… Empezamos a caminar para República, pero en eso me acordé que el Ricky se había quedado con mi mochila… y me iba a devolver terrible asustá po, porque andaba con los cuadernos, el celular, y unos libros que había pedido la semana pasada en la biblioteca… pero la Carla me agarró del brazo y me dijo que demás que el Ricky la tenía, así que fuimos al Instituto por si acaso. Y cuando llegamos el Ricky estaba sentado en la escalera de la entrada con mi mochila… todo relajao. ¿Y a vos qué te pasó? Le preguntamos las dos con la Carla terrible enojás al mismo tiempo… y el Ricky dice: “tsss ni se nota que a las dos le llega la regla el mismo día…” Y ahí los tres nos cagamos de la risa, y el Ricky nos contó que cuando habíamos ido al baño sus amigos se habían puesto a pelear con las flaites y los habían echado del rapa… y que por eso no había podido avisarnos… Y le pregunté por el minito rico, pero me dijo que los locos se habían ido a pelusear a otra parte donde hubieran menos pungas….


Nota: toda esta weá es una ficción mentirosa

08 mayo 2008

Man Ray

Divino

04 mayo 2008

FOTOnovela













Nota: La actriz de esta fotonovela no es así de pesadaen la vida real. Es un amor.

Etiquetas: